close
Novedades

En nuestra vida diaria usamos una infinidad de recursos, en ocasiones somos el ...read more La innovación se ha convertido en los últimos años, en un elemento clave dent...read more México 2018, se activa un gran circo de tres pistas que se se entrelazan: 1. El...read more El 23 de noviembre de 1983 Enrique Krauze escribió: Por una democracia sin adje...read more ¿Es posible unir a un país como el México de hoy en un discurso? Sin duda ...read more

El Líder ausente: una estrategia de liderazgo con doble filo

El liderazgo es la forma en que un líder formal (con autoridad jerárquica) o informal (con autoridad vía la influencia) se relaciona con sus colaboradores, con el fin de lograr tanto su desarrollo y formación de futuros líderes, como para lograr las metas de la empresa o departamento.

Diversos autores coinciden en que los lideres ejercen su liderazgo a través de cuatro formas de interacción con sus colaboradores e incluso con sus colegas, agregando de mi parte una quinta forma o “manifestación” de liderazgo: El lider ausente

En este artículos vincularemos estas cuatro manifestaciones con las cuatro manifestaciones de un líder del Dr. Joan Ginebra profesor del IPADE y autor del libro “Liderazgo y la Acción”

Líder Maestro

Se refiere al involucramiento del líder en actividades le permite ejemplificar a sus colaboradores que conoce a profundidad las tareas que son responsabilidad de sus colaboradores y genera e inspira un ejemplo de comportamiento al mismo tiempo que enseña y guía a sus colaboradores

Versión del Dr. Joan Ginebra: “Este hombre o mujer es capaz”

Líder integrador

Se refiere a la sensibilidad humana del líder ante situaciones adversas con algunos o varios de sus colaboradores, fortaleciendo la integración del equipo

Versión del Dr. Joan Ginebra: “Este hombre o mujer busca mi bien”

Líder Visionario

Se refiere a la capacidad del líder para generar y difundir una visión retadora y alentadora

Version del Dr. Joan Ginebra: “Lo que propone (el o la líder) vale la pena”

Líder en acción

Se refiere al involucramiento del líder en circunstancias que requieren “tomar el toro por los cuernos”, y se suma con sus colaboradores a lograr retos en situaciones urgentes

Versión del Dr. Joan Ginebra: “Este hombre o mujer está fuertemente comprometido(a), -en aquello que propone lograr”

¿Y el líder ausente?

Cómo anotamos en el título de este artículo, el que un líder esté ausente, es una estrategia con doble filo, y como muchos aspectos de la vida, tiene por lo tanto sus ventajas y desventajas.

Las ventajas están presentes cuando el líder deliberadamente planea su ausencia de las actividades que son su responsabilidad cotidiana, puede ser que notifique su ausencia y delegue en uno o en varios de sus colaboradores buena parte de sus tareas regulares y así lo haga saber al resto de la organización. Siendo este periodo de tiempo una oportunidad de aprendizaje y crecimiento.

Aunque también puede usar el líder está estrategia para descubrir el verdadero talento y compromisos de sus colaboradores, ya que en este caso, el líder no notifica su ausencia deliberadamente, e incluso puede apagar su teléfono celular o dejar de revisar correos electrónicos para con esto, verificar las actitudes, comportamientos y tipo de decisiones que toma su equipo en el caso de una ausencia no planeada.

Si decides o deciden hacer ésta prueba a tu equipo, y tú tienes una persona a quien le reportas, puedes analizar si se lo comunicas o no. Ya que estamos hablando de acércanos lo más posible a un tipo simulacro de respuesta ante un líder ausente.

Las dos formas de líder ausente arriba descritas corresponden al uso sano o deseable de esta estrategia.

¿Bajo qué circunstancia está estrategia no es recomendable?

Esta estrategia NO es recomendable cuando es un comportamiento patológico del líder. Es decir, no solo está ausente, sino que también está desintegrado de su equipo de colaboradores, e incurre en un comportamiento que puede rayar en la indolencia y por supuesto en la incongruencia con lo que se espera de un líder, o también incongruente con la filosofía de la empresa.

Un líder ausente bajo esta modalidad, casi no interactúa con sus colaboradores, mucho menos los forma o retroalimenta. Por lo que lejos de ser un ejemplo de compromiso, ejecución puntual y asertiva, y toma de decisiones, se convierte en un anti-ejemplo de liderazgo, afectando no solamente te el desarrollo integral de los integrantes de su equipo sino también el logro de las metas de las empresas y muy probablemente, también con graves deficiencias en el seguimiento a la ejecución de proyectos estratégicos.

Huelga decir que este tipo de comportamiento no es ni recomendable, ni deseable, ya que, en tanto, un líder con este tipo de comportamiento permanezca en la empresa, el daño a la misma puede convertirse en un típico problema crónico.

No Comments

Deja un comentario

Story Page