close
Breaking news

En nuestra vida diaria usamos una infinidad de recursos, en ocasiones somos el ...read more La innovación se ha convertido en los últimos años, en un elemento clave dent...read more México 2018, se activa un gran circo de tres pistas que se se entrelazan: 1. El...read more El 23 de noviembre de 1983 Enrique Krauze escribió: Por una democracia sin adje...read more ¿Es posible unir a un país como el México de hoy en un discurso? Sin duda ...read more

Las disyuntivas y su valor Innovador

Con frecuencia los procesos de toma de decisiones en las empresas y en la vida diaria, nos llevan a disyuntivas del tipo; Opción A vs Opción B, realizamos según el caso una rápida evaluación mental de ventajas y desventajas de cada opción o un cuidadoso análisis costo – beneficio para optar por una de las dos opciones, o en ocasiones hay más opciones y las vamos eliminando hasta que se reducen a dos y de entre ellas, para entonces elegir SOLO una.

Este es un ejemplo, de la aplicación de la letra “O”, ya que así hemos sido formados a decidir entre una u otra opción. La pregunta que me viene a la mente es: ¿y por qué no ambas?

Observen a los niños con los que ustedes puedan convivir en su vida diaria, si a un niño le preguntas, ¿qué prefieres, pastel o gelatina?, existe una muy alta probabilidad que diga que quiere ¡ambos!, y la apenada mamá, le dirá´dulcemente: “no cariño, elige solo una…”, a lo que el niño o niña insistirá que quiere ambos.

Es probable que existan decisiones entre opciones mutuamente excluyentes, como en la frase: “no puedes comerte y tener el pastel”, sin embargo con frecuencia si observamos detenidamente, nos daremos cuenta que SI es factible elegir ambas opciones, y no solo eso, si abrimos las mente, podremos descubrir mas caminos o alternativas u opciones, por ejemplo: ¿y si obtengo mejor resultados sin incluir alguna de las opciones?, y si sumo una tercera opción y abrazo las tres juntas?

Y cuando, empezamos a retas nuestros propios patrones mentales de esta manera, nos daremos cuenta que estamos abriendo caminos hacia la innovación.

Veamos algunos ejemplos, que hoy pueden parecer triviales, y sin embargo hace años fueron inicialmente imposibles hasta que alguién las trasnformo en valiosas innovaciones:

Movilidad en silla de ruedas y subir varios pisos en un edificio = Elevador

Leer por la noche = vela, candil, lampara de de keroseno, luz eléctrica

Temperatura ambiente superior a los 40 grados centígrados y trabajar en un ambiente confortable de 24 grados centígrados = Aire acondicionado

Guardar alimentos y que no se echen a perder = Refrigerador

Caminar en el parque y escuchar tu música favorita de manera privada = Walkman de Sony

Manejar largas distancias hacia tu trabajo y viceversa y leer un libro = Audiolibro + Smartphone + Bluetooth

Incrementar el volumen de transacciones bancarias y reducir la nómina del personal que atiende al público = Banca por internet

Estudiar y Trabajar = Educación Dual

Tener una junta en una ciudad X y al mismo tiempo estar en la ciudad Y = Skype, Webex, Gotomeetting, FaceTime, etc.

Comida turca y japonesa y mexicana = ¡Fusión!

Te invito a que explores las decisiones que tomas en tu vida diaria y en tu empresa, para que descubras con que frecuencia usamos el “O” en lugar del “Y”, este cambio, aparentemente sencillo, puede ser el despertar de muchas innovaciones que llevan tiempo “gritándote” que las ¡descubras!

Sus comentarios son bienvenidos

Etiquetas: , , , , , , , , ,

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page